¿Qué composición tienen nuestros cosméticos?

¡Buenos días, gente!

Hoy vengo con otro post en esta sección. ¿Sabéis que composición tienen nuestros productos de cosmética y maquillaje? ¿Y qué función cumple cada uno de ellos? ¿Son necesarios todos? ¿Qué efectos pueden tener en nuestro organismo?

Pues yo muchas veces me lo he preguntado… y, aunque no soy ni mucho menos experta en la materia, he pensado en un post que nos acerque un poco más a ser conscientes de qué productos nos echamos “en lo alto” y qué podría ser buena idea que evitáramos…

Claro está que vivimos rodeados de químicos y tóxicos y es imposible evitar tooodos los componentes “dañinos” que nos rodean, pero creo que también merece la pena elegir las mejores opciones, si está en nuestra mano y voluntad, porque haberlas haylas…

LA COSMÉTICA INDUSTRIAL

Por desgracia, tenemos que admitir que las grandes firmas cosméticas ejercen grandes presiones sobre los organismos reguladores y algunos de los productos cosméticos que usamos diariamente contienen componentes… digamos que no muy saludables… Tampoco hay que alarmarse, se permite su uso porque se añaden en “dosis seguras”. Pero yo, y seguro que much@s de vosotr@s, me pregunto si ese acúmulo diario de “dosis seguras” no será perjudicial a largo plazo… y a raíz de ello empecé a investigar más sobre el tema y a elegir mejor mis productos de uso cotidiano. Me gustaría compartir con vosotros mis pesquisas y mi opinión.

Y es que, a pesar de que no hay estudios que demuestre la total seguridad de esas sustancias, hay multitud de ellos que demuestran justamente lo contrario… y, oye, da qué pensar…

INGREDIENTES “FEOS” DE NUESTRO COSMÉTICOS

Aquí os dejo un resumen de los ingredientes más controvertidos por su cuestionada seguridad y que yo intento evitar en mis productos de uso habitual:

PARABENOS:

Se trata de productos químicos que tienen propiedades fungicidas y bactericidas que se utilizan como conservantes para alargar la vida útil de nuestros cosméticos.

Cada vez es más frecuente ver productos con símbolos o menciones parecidas a las que os pongo arriba. Y es que, aunque las autoridades sanitarias europeas los catalogan como seguros, hay numerosos estudios que los relacionan con un aumento de incidencia del cancer de mama… así que por si acaso… out!

Existen varios tipos que podéis localizar en las etiquetas como:

  • METHYLPARABEN o E-218
  • ETHYLPARABEN  o E-214
  • PROPYLPARABEN o E-216
  • BUTYLPARABEN o E-209

PARAFINAS:

En este caso se trata de un conjunto de hidrocarburos derivados del petróleo que se usa para crear una capa impermeable en la piel que da sensación de suavidad y tersura.

Sin embargo, esta sensación es sólo eso, una sensación… porque sí, atrapa el agua de nuestra piel pero también otros productos tóxicos y detritus que deberíamos eliminar a través de ella… Hacen algo así como efecto invernadero. Y no sólo están en cremas, también en velas aromáticas, por ejemplo.

Con estos nombres podemos detectar la parafina y otros aceites minerales en las etiquetas:

    • Parafina, Paraffinum, Paraffinum liquidum
    • Petrolatum, Petroleum
    • Glicol Propileno
    • Vaselina
    • Aceite Mineral

FTALATOS

Estos compuestos se usan como disolventes y suavizantes. El parlamento europeo prohibió su uso en juguetes para niños susceptibles de ser introducidos en la boca, lo que nos da una buena pista sobre su salubridad… son ingredientes muy tóxicos y son numerosos los estudios científicos de universidades de todo el mundo que los relacionan con el cáncer, disfunción del sistema hormonal y daños en el ADN de reproducción masculina, así como malformaciones en el feto. Ahí es nada…

Algunas nomenclaturas con las que puedes encontrarlos en las etiquetas son:

    • Dietilexiloftalato o DEHP
    • Butilbenziftalato o BBP
    • Dibutilftalato o DBP
    • Butildecilftalato o BDP
    • Diunddecilftalato o DUP

FORMALDEHÍDO

Este ingrediente se usa como conservante, entre otras cosas. Lo encontramos en cosmética pero también en productos de limpieza, barnices…

Este año, la OMS (Organización Mundial de la Salud) ha declarado este compuesto como “cancerígeno” y, actualmente, está prohibido su uso en cosmética. Sin embargo, es un conservante tan económico, que las firmas utilizan otras sustancias que lo liberan como, por ejemplo, el  Quaternium 15, entre otras. Este compuesto es una sal de amonio cuaternario que produce reacciones alérgicas y dermatitis (es una de las sustancias que Johnson & Johnson prometió retirar de sus productos infantiles por liberar formaldehido…). Jugar con la salud de los más peques de la casa ya es el colmo…

Algunos liberadores de Formaldehido son:

    • Aldioxa, Alcloxa
    • Bronopol, Bronosol
    • Diazolidinyl Urea, Imidazolidinyl Urea, Polyoxymethylene Urea, Imidazolidinyl-Urea
    • 2-Bromo-2-Nitropropane-1, 3-Diol, 5-Bromo-5-Nitro1, 3-Dioxane
    • Methenamine
    • Sodium Hydroxymethylglycinate
    • DMDM Hydantoin
    • Quaternium-15, Onyxide 500
    • Dimethyl Oxazolidine
    • y sustancias que con el prefijo MDM, DM,DMDM, DMHF o DEMD

PEG (POLIETILENGLICOL)

Último ingrediente feo al que doy caña. Se trata de una mezcla de compuestos que se usan como emulsionantes. Los estudios hablan no tanto de el efecto nocivo de estos compuestos (que se desconoce) sino de su poder de penetración en la piel. Esto podría arrastrar con ellos a otros “feos”.

En las etiquetas los veis como PEG + un número o Sufijo TH (como Steareth o Laureth). El más común es el Sodium Laureth Sulfate (SLS) y está en gran cantidad en casi todos los champús convencionales.

Hasta aquí algunos de los muchos “feos” que os podéis encontrar en cosmética y maquillaje. Porque hay muchos más: DEA, MEA, TEA, Nitrosaminas, Aluminio, Dioxano, Butil Hidroxitolueno (BHT)  y  Butil Hidroxy Anisol (BHA), Benceno, Tolueno, Bronopol, y un larguísimo etc.

Y una última reflexión…

¿POR QUÉ SE USAN TANTOS INGREDIENTES TÓXICOS EN LOS PRODUCTOS COMERCIALES?

Pues la respuesta es triste pero sencilla… “la pela es la pela”… Desgraciadamente, resulta mucho más barato para un fabricante elaborar sustancias conservantes, colorantes o emulsionantes en un laboratorio que recolectarlas de la naturaleza con procedimientos ecológicos… por no hablar del dinero que reportan las patentes…

Por supuesto, existen normas y para comercializar un producto se deben pasar unos controles pero, sin embargo, ya sabéis, hecha la ley, hecha la trampa… La mayoría de fabricantes incluyen en sus productos elementos o ingredientes que no es necesario especificar, o utilizan varios componentes que juntos sí crean sustancias perjudiciales… ¿Recordáis esa crema de pies que Mercadona tuvo que reformular? Pues eso…  tuvieron que retirar Bronopol y Trietanolamina de sus formulaciones porque juntas crean Nitrosaminas (consideradas cancerígenas).

De las casi 100.000 nuevas sustancias químicas aparecidas en el último siglo, solo se conoce el impacto en la salud humana a largo plazo del 10%… ¡Del resto ni idea…! Así que ahí lo dejo… ¿Tú que eliges?

¿Qué os ha parecido el post? ¿Sois cuidadosos con los componentes de vuestros productos? ¡Dejadnos vuestros comentarios!

What makes you different, makes you beautiful…

Compártelo!
Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

*Si no recibes las notificaciones revisa tu correo no deseado

Breaking Brush