Las siliconas en los cosméticos… ¡A examen!

¡Buenos días!

Hoy traigo una nueva entrega del capítulo “Lo que el ojo no ve”. Esta vez un post sobre las controvertidas siliconas. Son muchos sus detractores ultimamente… ¿son tan malas como las pintan? Os dejo info contrastada así como mi opinión al respecto. ¡Vamos allá!

¿Qué son las siliconas?

Las siliconas son polímero de silicio. El silicio, a su vez, es uno de los elementos más abundantes de la tierra, muchísimos minerales lo contienen en su composición. Las siliconas, por tanto, son grandes moléculas de silicio combinadas con oxígeno y tienen múltiples usos (en lubricantes, adhesivos, medicamentos y prótesis, lentes de contacto…) incluido, como no, nuestro adorado mundo de las cosmética.

 

Se trata de un material inerte (no proliferan gérmenes en ellas), estables a temperaturas extremas y muy perdurables (cosa terrible para el medio ambiente…). Además, son excelentes aislantes y puede presentarse en múltiples formatos: en aceite, en gel y sólido, lo que añade mucha versatilidad. Se trata de un producto barato, aunque nada fácil de producir.

Siliconas en la cosmética

En la cosmética raro es el producto que esté libre de siliconas. Las encontramos en champús, mascarillas, cremas, maquillaje… En la lista de ingredientes (INCI) las podemos encontrar con distintos nombres. Las podemos identificar porque casi todas acaban con las terminaciones -cone o -xane.

Podemos diferencias en ellas 3 grupos distintos:

1. Siliconas insolubles al agua:

Cyclomethicone 

Amodimethicone

Dimethicone

Dimethiconol

Polymethyl aquyl siloxane

Amodimethicone

Cyclotetrasiloxane 

Cyclohexasiloxane 

Cyclopentasiloxane

Cetyl dimethicone

Cyclomethicone

Phenyl trimethicone

Phenyl dimethicone

En este caso, al ser insolubles en agua, para eliminarlas necesitamos usar componentes agresivos como los sulfatos (materia para un próximo post…jeje).

Captura de pantalla 2013-08-13 a las 17.04.25

2. Siliconas ligeramente solubles en agua:

Benoxy Dimethicone



Quaternium 80

Dimethicone propyl PG-beatine

3. Siliconas solubles en agua:

Polietilenglicol o PEG– seguido por un número 

Cetyl Dimethicone Copolyol

Dimethicone copolyol

Behenoxy Dimethicone Sparingly

Hydrolyzed Wheat Protein Hydroxypropyl Polysiloxane

Lauryl methicone copolyol

A priori parece que, en teoría, las siliconas no son malas. Son inertes. No son irritantes, ni carcinógenas, ni bioacumulativas… Entonces ¿por qué esa mala fama de las siliconas? Vamos a ver el porqué de los usos que se les dan en cosmética y el porqué de su controversia…

Siliconas en productos capilares

El uso de las siliconas en productos capilares se justifica por la protección al calor que aportan debido a su carácter aislante. Esto protege el cabello del uso de secadores y planchas. Lo que hacen es sellar las capas de queratina de la cutícula del pelo dejándolo “liso”:

Sin embargo, este efecto es visual y solo temporal. Para sanear puntas abiertas sólo tenemos las tijeras y un buen corte!

Además de su efecto protector del calor, las siliconas en el cabello se usan para eliminar el frizz, el encrespamiento, vaya. Y también la carga electrostática.

Todo suena muy bien pero… ¿Cuál es el problema del uso de las siliconas en el cabello?

Muchas de ellas, como he comentado antes, no son solubles en agua y se acumulan en el cabello y cuero cabelludo, pudiéndose quitar sólo con ingredientes agresivos como los sulfatos. En concreto, Cyclotetrasiloxane (D4), Cyclopentasiloxane (D5) y la han sido catalogadas por la UE como tóxicas, persistentes y bioacumulativas en el medio acuático. La D4, además, ha sido catalogada como disruptor endocrino y posible tóxico para la reproducción humana

Y si optamos por un champú con siliconas solubles, la mayoría de ellas son polietilenglicoles (PEG). El polietilenglicol, además de hacer más soluble la silicona, también hacen más permeable la piel, es decir, lo bueno entra con más facilidad pero lo malo también.

Mi opinión:

Si hablamos de prodcutos que van a ser puestos sólo en el cabello, no en las raíces (como mascarillas, aceites para el pelo, protectores térmicos, suavizantes, espumas…) no tienen mayor problema que el de ser enmascaradoras de la realidad de nuestro cabello. Aportan suavidad, brillo, aspecto saludable… todo pasajero. Por lo que si siempre usamos productos con siliconas no podemos ver el estado real de nuestro pelo (de ahí el susto que nos llevamos cuando decidimos cambiar de champú y pensamos que los champús sin siliconas no funcionan porque vemos nuestro pelo hecho birria…).

El problema está cuando las siliconas están en champús y otros prodcutos que van a estar en contacto con nuestro cuero cabelludo (tintes, acondicionadores…) y se absorben a  través de la piel. En mi caso, hace años que me pasé a los champús sin siliconas. Cuando se empiezan a usar hay que darles tiempo porque, como hemos comentado, la ausencia de silicona puede incomodar al principio pero luego el cabello vuelve a la normalidad y luce sano y perfecto.

 

Siliconas en la piel:

Enconctramos siliconas en casi todos los productos de maquillaje porque alisan la piel atenuando arrugas y poros, disimulan imperfecciones… También las encontramos en cremas (sobre todo antiarrugas), serums y demás…

Sus virtudes en los distintos productos son multiples:

- Forman una película protectora en la piel dando aspecto de piel de seda

- Retiene humedad y repele el agua, da sensación de hidratación

- Rellena arrugas y poros abiertos dejando la piel lisita

- Ayuda a distribuir homogeneamente los pigmentos en las bases de maquillaje

- Aportan longitud y flexibilidad en las pestañas al usarlas en todas las máscaras

- Efecto emoliente y lubricante

Y, entonces… ¿qué hay de malo en ellas? Veamos:

- Retienen la humedad de la piel. Más bien forman una película que repele el agua del exterior e impide que se evapore la interior. Esto en impide a la piel respirar correctamente. Por eso es tan importante eliminar los restos de maquillaje y la silicona que se deposita en la piel para que pueda respirar por la noche. Así que la sensación de hidratación que dan las siliconas es falsa, no aporta agua, sólo impide que nuestro cuerpo la elimine.

- Casi todas las cremas rellenadoras de arruga, las prebases y los refinadores de poros tienen siliconas. Y rellenan las arrugas, si, pero esto es sólo un efecto óptico pasajero que desaparece con el desmaquillado.

Mi opinión:

En primer lugar, que no cunda el pánico. Numerosos estudios avalan la baja toxicidad del uso de las siliconas para el ser humano. Aún así, no me gusta la cosmética con química dañina y, aunque es muy difícil, intento buscar otras alternativas por precaución. Esto no siempre es posible y también tengo en mis poti cajones cositas con muchas cochinadas…

Así que esto es todo… nosotras damos la info, ustedes saquen las conclusiones…jeje.

¿Qué opinión os merecen las siliconas? ¿Las intentáis evitar o no le dais importancia? ¡Contadnos vuestra opinión!

Compártelo!
Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

*Si no recibes las notificaciones revisa tu correo no deseado

Breaking Brush