Aceites vegetales, un regalo de la naturaleza…

¡¡¡Hola a tod@s!!!

Hoy vengo con un interesante post. Se trata de una recopilación con todos los aceites vegetales que usamos en nuestra rutina de belleza. Ya os hemos recomendado algunos en los post de Brea-kings o en reseñas más exhaustivas pero me parecía útil ponerlos en un post todos juntitos. ¡Vamos!

Los aceites vegetales tienen propiedades de sobra conocidas des hace miles de años, los egipcios ya elaboraban ungüentos a base de aceites extraídos de plantas y los usaban para masajes y demás… y ¡mirad qué estupenda se dice siempre que era Cleopatra!

No es ninguna tontería plantearse sustituir nuestra crema habitual por un aceite vegetal. Quizá su aspecto graso asuste un poco a muchos pensando que van a dejar tu piel grasa en exceso, pero nada más lejos de la realidad. Los aceites vegetales hidratan y nutren en profundidad y regulan la cantidad de grasa producida en la piel. Además, no contienen ingredientes “feos” para el organismo. Son una gran alternativa natural para sustituir determinados productos por una opción natural y eficaz.

Os voy a comentar los más usados en cosmética y mi opinión sobre ellos así como el uso que yo les doy, porque he probado muchos de ellos y algunos son un “must” en mis cajones potinguiles!

ACEITE DE ALMENDRAS DULCES

De este versátil aceite os hicimos un post completo que podéis leer aquí. Este aceite es rico en nutrientes imprescindibles para la piel como son los ácidos grasos poliinsaturados, las vitaminas del grupo B o los fitoesteroles. Tiene propiedades hidratantes, nutritivas y protectoras. Es un aceite muy adecuado para el cuidado de la piel de bebés y embarazadas (ni una estría me salió usándolo en el embarazo y a mi niña le va perfecto en su baño diario). También viene genial su uso como mascarilla capilar.

Otro de las alternativas que tenemos con el aceite de almendras es fabricar nuestros propios cosméticos:

  •  Desmaquillante, porque tiene una gran capacidad para arrastrar impurezas de la piel. Yo me fabrico un bifásico con agua de rosas ( o con el tónico de rosas de Thayers)
  • Exfoliante corporal con azúcar, por ejemplo.

Recuerda no utilizar el aceite vegetal de almendras si tienes alergia o intolerancia a este fruto. Yo tengo este que os enseño abajo, lo compro en iHerb por $3.81

ACEITE DE AGUACATE

El aceite de aguacate también es muy rico en ácidos grasos beneficiosos para mantener la piel hidratada. Por eso, se recomienda especialmente en pieles secas y envejecidas. Se trata de un aceite muy suave con una gran capacidad de hidratación y regeneración, no sólo en la piel sino también para el cuidado del cabello. Es, además, protector solar (pero esto no nos libra de protegernos adecuadamente del sol, ¿eh?) También puede usarse en mascarillas caseras, tanto faciales como capilares. Yo lo uso en el pelo, fundamentalmente.

También lo podéis conseguir en iHerb (yo es donde compro casi todos los aceites que tengo en casa ya que salen genial de precio!). Este sale a $5.34:

ACEITE DE ARGÁN

Se extrae del fruto de un árbol marroquí y es uno de los más afamados en los rituales de belleza. Rico en ácidos grasos poliinsaturados y en vitamina E (casi una constante en los aceites vegetales, como véis). Previene el envejecimiento celular y es un poderoso antioxidante muy beneficioso para la piel del rostro y cuerpo así como para cabello y uñas, por su capacidad regenerante. Penetra fácilmente y su rápida absorción le hace ideal en pieles grasas, con imperfecciones y envejecidas. Yo lo uso como tratamiento de noche una o dos veces a la semana y añado unas gotas en mi mascarilla capilar habitual.

Este es un poco más carete pero merece la pena. Cunde muchísimo porque con unas pequeñas gotas tienes suficiente para aplicarlo cómodamente. Ronda los $12, según la marca que elijáis. Estas son buenas opciones:

ACEITE DE JOJOBA

este es el aceite ideal para pieles grasas o acnéicas. Es antioxidante y conservante, y también hidrata y nutre la piel en profundidad. Puesto que tiene un poder de penetración mayor que otros aceites y  no deja sensación untuosa en la piel, resulta muy apropiado para este tipo de pieles. ¡Es mi favorito! Además, ayuda a eliminar el exceso de grasa y la suciedad de los poros, por lo que también puedes utilizarlo como desmaquillante.

Lo encontráis en iHerb por unos $9:

ACEITE DE COCO

Otro gran aliado. Ideal para mascarillas capilares, tanto prelavado, después de un buen rato puesta (yo a veces duermo con el untado y un gorro de ducha), como a modo de serum en las puntas una vez limpio el pelo. Lo uso así sobre todo pero también puede usarse como hidratante corporal perfectamente. También desmaquilla perfectamente y puede usarse como hidrantante facial, para pieles grasas, y como bálsamo labial.

Tengo estos dos, de Cococare ($3.5) y de Monoi ($8.5). El Monoi es el que más uso porque me pirra el aroma y porque es más ligero al llevar en su fórmula también la gardenia:

     

ACEITE DE ÁRBOL DE TÉ

En ese caso es un aceite esencial pero que puede aplicarse directamente sobre la piel, sin diluir, así que no quería dejar de mencionarlo. Otro gran aliado. Su poder antibacteriano hace que sea perfecto para secar granitos, entre otros usos. Os remito al completo post que os hicimos aquí.

     

ACEITE DE ROSA MOSQUETA

Otro de los archiconocidos. Se trata de uno de los aceites con más propiedades, sobre el cual existen más referencias científicas que prueban su eficacia. Fundamentalmente se trata de un aceite regenerador: corrige y previene la aparición de arrugas, cicatriza los tejidos, regenera heridas y quemaduras… Además, es uno de los más eficaces en el tratamiento de la celulitis :)

Lo uso como contorno de ojos en un aplicador de roll on que tengo. Ideal para evitar las temidas patas de gallo… además, en cicatrices funciona genial. Lo peor… su olor, es que a mi me huele fatal, como a rancio… Ronda los $6 en iHerb:

ACEITE DE CALÉNDULA

Este aceite es una de mis últimas incorporaciones y es que es ideal para la delicada piel de los bebés. Lo uso con mi niña tanto en productos de baño e higiene que lo contienen (gel, champú, cremas de pañal…) como puro para masajitos. Va genial, además, en casos de piel sensible o atópica ya que tiene propiedades antiinflamatorias y alivia el escozor y el picor, proporcionando un importante nivel de hidratación.

El que uso es de la firma Weleda. Os recomiendo toda la gana de caléndula de la marca para la higiene de los más peques. A mi me esta gustando mucho y, además, huele genial.

OTROS:

Podríamos añadir muuuchos más interesantes a la lista. Os he puesto los que he probado y más uso pero podríamos mencionar también:

  • Germen de trigo: muy hidratante y antioxidante. En el embarazo lo usé como aceite antiestrías junto al de almendras y también para realizar el masaje perineal. Me ha ido genial con él: no estrías + no episotomía :)
  • Sésamo: desintoxicante, perfecto para pieles acnéicas.
  • Avellana: regula la producción de sebo
  • Macadamia: Ideal para regenerar el cabello dañado
  • Onagra: estimulador y tonificante
  • Pepita de uva: otro perfecto equilibrador para pieles mixtas/grasas

  

Y un largo etcétera… en fin, como decía en el título, un regalo de la naturaleza. Así que tenemos joyitas al alcance de nuestras manos. Buenos y a precios muy asequibles. ¿Para que atiborrar nuestra piel a cremas cuando podemos escoger opciones más adecuadas..?

Pues hasta aquí llegamos con los aceites. Y a vosotras, ¿os gustan los aceites vegetales? ¿Cuáles son vuestros preferidos?

Compártelo!
Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

*Si no recibes las notificaciones revisa tu correo no deseado

Breaking Brush